Carmen Sepúlveda Salinas

Fundadora Colegio San Leonardo

 

 

Hace 39 años, María Teresa Condón y Carmen Sepúlveda compartieron el sueño común de crear un colegio distinto, un colegio donde la libertad fuese el principio rector, donde todos tuviesen cabida y, sobre todo, dónde los niños y niñas fuesen el centro del quehacer.

A poco andar, Carmen quedó a cargo del proyecto y el colegio comenzó a crecer poquito a poco, convirtiéndose no solo en ese sueño primario, sino en un espacio referente de innovación pedagógica, creación artística y un fuerte sentido humanista y democrático.

Carmen nos dejó tempranamente, mas no su legado.

Heredamos de ella la convicción de que para educar se necesita amor, rigor y reflexión permanente, que cada día debemos hacer nuevas preguntas, porque vivimos en un mundo donde las respuestas caducan. Nos dejó la poesía en aulas y patios y la responsabilidad de educar a seres humanos íntegros y sensibles a la comunidad de la que son parte.

Hoy, nuestros desafíos y sueños son los mismos que pensara Carmen, más otros nuevos que demanda el país en que convivimos, como ser un espacio inclusivo, respetuoso de las diferencias individuales, donde no bastan los conocimientos técnicos si no se es capaz de pensar críticamente para crear nuevos referentes.

Nuestro compromiso con la educación sigue latente como hace 38 años, cuando Carmen plantara la semilla que hoy vemos germinar en cada niño, niña y joven que es parte de nuestro Colegio San Leonardo.

 

También puedes leer: Misión y visión 
Orientación del PEI
Proyecto Educativo
Beca Alejandro Lipschutz